Zaragoza mon amour

Zaragoza es una ciudad de cielos azules y vientos arrasadores.
 Y tambien de un sol que aplana.
 Alli no hace frio, solo fresco y la ropa de "entretiempo" es inútil.

la Seo
La Aljafería por dentro
Teatro Principal
Es la ciudad de la Pilarica, si, pero también la de la Seo, la Aljafería y todas las muestras de arte mudejar pero tambien las murallas romanas, la audiencia provincial o el teatro romano.
Y mas recientemente la nueva Valdespartera con sus calles que recuerdan películas y personajes de tebeo: puedes vivir en El Angel Azul, Los pajaros o en la calle Carpanta. Porque Zaragoza es cultura y la oferta es enorme y al alcance de la mano y del bolsillo (no como en Barcelona): el teatro principal, los festivales de cine, Amaral o Heroes del Silencio, la programación del auditorio donde he podido escuchar las mejores sinfónicas...

Claustro del Monastrio de Veruela
El Moncayo desde Zaragoza
 Todo esta a mano, no necesitas una hora para llegar al trabajo, ni siquiera cuando trabajas en pla-Za y en menos de 3 horas estas en cualquiera de las grandes ciudades españolas: Bilbao, Barcelona, Madrid... Imaginaos en una hora y media (esa que tardo en llegar a mi puesto de trabajo) donde puedo llegar: al Pirineo, a paser por Alquézar, a patinar en Jaca y comer una megahamburguesa o a vivir las bodas de Isabel de Segura en Teruel o montar a caballo en Albarracín.

El Moncayo se ve desde el puente de piedra los dias despejados y me recuerda que en su falda, en el Monasterio de Veruela, prometí a papa Comino que estariamos juntos en lo bueno y en lo malo.
Ahora recuerdo que aún no lo he llevado a ver los Galachos o la laguna de Gallocanta, pero es que hay tanto por hacer y tan poco tiempo para todo, que el fin de semana que podemos acercarnos a ver a mi familia se escapa entre las sobrinas y los amigos dejados alli pero tambien en comer un "guardia civil" y tapear en la plaza Santa Marta y como no, cenar un calamar bravo en la plaza de los Sitios y luego bajar paseando hasta la margen izquierda con calma, disfrutando de una noche calurosa con un buen helado.
Y todo esto viene porque aqui, a menos de 3 horas, apenas hay gente que sienta curiosidad por la ciudad, mi ciudad, porque no saben que hay aparte de la Pilarica. Y además uno se ve obligado a quedar con sus amigos con una semana de antelacion, no se tapea e ir al cine o al teatro es tan caro y esta tan lejos que no apetece y todo eso lo echo de menos mas que nunca. Porque despues de 6 años fuimos 4 dias y me sentí en casa de nuevo, redescubrí la ciudad y como una guiri fotografié, no la ciudad, sino los detalles que la hacen única y la disfrute.
La disfrute como hacía años que no hacía.
Hay que conocerla. De verdad que merece la pena visitarla.
Grullas en Gallocanta


posted under | 0 Comments
Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

un libro, ahora

un libro, ahora

Recent Comments